Un modelo integrado de gestión urbana

Las zonas urbanas son uno de los núcleos más importantes donde llevar a cabo actuaciones contra el cambio climático. En Europa, la gran mayoría de la población vive y trabaja en ciudades, y se calcula que consume aproximadamente el 80% de la energía que se utiliza en la Unión Europea. Los Ayuntamientos y las administraciones locales son el nivel gubernamental más cercano a los ciudadanos y son una plataforma efectiva para abordar los aspectos climáticos de manera integral.

El Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenibles de Sevilla (PACES) es el instrumento del gobierno local de la ciudad para activar mecanismos de prevención y mitigación de los efectos del cambio climático. El Plan es también resultado de los compromisos internacionales asumidos por la ciudad, entre ellos el Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía firmado por el Ayuntamiento de Sevilla.

La mejora de la eficiencia energética en los edificios municipales, la movilidad sostenible, la sensibilización y el consumo responsable y el fomento de las energías renovables y el ahorro energético son las grandes líneas recogidas en el Plan.

El PACES amplía y refuerza la herramienta con la que Sevilla se dotó en 2010 para la reducción de los gases de efecto invernadero (Plan de Acción de Energía Sostenible) y abarca el periodo 2012-2020. Su objetivo principal es recortarla en al menos un 40 por ciento con respecto al año de referencia (2010) hasta 2020 (826.916 toneladas de CO2 al año). Si se tiene en cuenta el recorte ya logrado desde 2010, estimado en 636.000 toneladas, la reducción total para el conjunto de la década se cifra en 1,46 millones de toneladas.

El Plan afecta a la totalidad de las áreas del Consistorio hispalense, incluidas las empresas y organismos públicos y extendiéndose a los edificios municipales y parques móviles: Agencia de la Energía, CEMS, Edificios Municipales, Emasesa, Emvisesa, Fiestas Mayores, Gerencia de Urbanismo, IMD, LIPASAM, Movilidad, Parques y Jardines, Parque Móvil, Recursos Humanos, y TUSSAM.

Las 78 iniciativas del plan apuntan a cuatro líneas prioritarias de actuación:
1. Mejora de la eficiencia energética en los edificios municipales.
2. El desarrollo de un modelo de movilidad sostenible.
3. El fomento de las energías renovables y el ahorro energético
4. La sensibilización y el fomento del consumo responsable.

Seguir leyendo: políticas y prácticas puestas en marcha →