Conoce el paisaje de las cortas y el Guadalquivir histórico: del Parque Vega de Triana al monasterio de San Jerónimo

Este itinerario, de unos 10 km aproximadamente, discurre por distintos parques y jardines urbanos como Vega de Triana, Magallanes, Americano, Riberas de la Cartuja, Alamillo o San Jerónimo, todo un sistema verde situado entre distintos brazos del río Guadalquivir.

El punto de partida se ubica en el aparcamiento del complejo deportivo Vega de Triana, donde se insistirá en el sentido de la ruta, que no es otro que conocer el patrimonio vegetal y fluvial de la ciudad de Sevilla para así valorarlo y apreciarlo por parte de la ciudadanía. Siguiendo el carril bici una segunda parada permitirá conocer el “paisaje fundante” de la capital de Andalucía, es decir, su histórica vinculación con el Guadalquivir. Por otro lado, la parada en Villa Carmen permite también evocar lo que fue el paisaje agrario de regadío del entorno de la ciudad de Sevilla, poblado de naranjos, almunias o villas de recreo.

Cuando el carril bici asciende en altura nos avisa que estamos ante un muro que nos defiende de las inundaciones y discurre paralelo a una de las “cortas”, cuya función será explicada por el guía. El itinerario también permite observar diferentes obras hidráulicas ligadas al abastecimiento urbano así como el papel y características del sistema verde.

Tras pasar Torre Sevilla, nuestro paseo discurre por los nuevos Jardines de Magallanes, desde donde se contempla el cauce histórico del Guadalquivir y se recordará la importancia de Sevilla como puerto de entrada de especies vegetales originarias de las Indias, argumento que se explicitará en el Jardín Americano.

Por un paisaje ribereño poblado de álamos la ruta en bicicleta permite observar la vegetación de las riberas del Guadalquivir y, ya en el Parque del Alamillo, disfrutar de un paisaje del regadío tradicional poblado de huertas y naranjales. Tras recordar al poeta romántico Gustavo Adolfo Bécquer en el lugar donde se erige un monumento a su memoria, cruzaremos el río por la pasarela para observar el llamado “tapón” y comprender el carácter de dársena del Guadalquivir histórico.

Ya en la margen izquierda del río, un paseo por el actual Parque de San Jerónimo permitirá ver monumentos como el Huevo de Colón o ver bosques ribereños de chopos, fresnos u olmos en este tramo fluvial. El punto final tiene lugar en un mirador con bellas vistas al paisaje fluvial de Sevilla y frente al histórico monasterio de San Jerónimo.

César López
Intérprete del Patrimonio
Universidad de Sevilla